Compartir

A ellos algo les hacía ruido. La publicidad para celulares no podía estar pensada de la misma manera que los avisos de un sitio web. Entonces, decidieron poner el foco ahí. Gonzalo Olmedo y Mariano Sáenz, cordobeses y amigos de toda la vida, cambiaron de rumbo. Si bien venían trabajando en publicidad en redes sociales, dieron un volantazo justo a tiempo al ver una nueva oportunidad de negocio. Así nació Winclap, una compañía acelerada por Wayra Argentina, que actualmente tiene operaciones en 150 países y una facturación anual de US$ 2 millones.

“Empezamos con un producto que tenía que ver con publicidad digital y terminamos haciendo publicidad para apps, ofreciendo descuentos a gente que estuviera jugando los juegos más de moda, como Preguntados, por ejemplo –recuerda Olmedo-. Cuando el usuario respondía bien 10 preguntas, obtenía un descuento en PedidosYa, uno de nuestros clientes. Eso generaba que, para canjear el descuento, la persona tenía que descargar la app en su celular”.

“Esto es mucho más amigable con el usuario. La publicidad en móviles se basaba en el banner, en hacer clic o cerrar la app. Es una experiencia poco rica y no puramente móvil”, afirma Sáenz a Efe.

“¿Cuál es el problema con el ad? Las marcas invierten US$ 36.000 millones para que sólo 5 de cadas 1000 usuarios se involucre con lo que está viendo. Y de esos 5, la mitad lo hace por error”, sigue Sáenz.

De Argentina al mundo

La empresa hoy tiene oficinas en Córdoba, donde se concentran los desarrollos tecnológicos, en Buenos Aires, donde se manejan las cuestiones comerciales, y en San Francisco (EE.UU) y Tel Aviv (Israel).

Según cuentan sus fundadores, la internacionalización de la empresa se dio en forma casi natural. “Se trata de una industria global, no hay barreras geográficas. Son apps que quieren usuarios en todo el mundo”, dice Olmedo en una entrevista con El Cronista.

Winclap procesa al día unos 50 millones de clics y buscan ampliar sus productos, profundizando los algoritmos de compra y obtención de usuarios para anunciantes a través de un sistema de machine learning.

Sus clientes se reparten entre América Latina (40%), Europa y Sudeste Asiático (un 30% cada uno), la mayoría anunciantes muy relacionados con el e-commerce.

El mercado de las aplicaciones móviles está en ascenso. Según el sitio Statista, existen en el mundo más de 218 mllones de usuarios de apps. En 2016, eran 176 millones y en 2015, 133 millones. Las expectativas son enormes: se cree que para 2020 la cifra trepará a los 341 millones.

Compartir
¿Que te pareció la nota?

29

Comentarios