Compartir

La idea de crear una empresa distinta, que no sólo sea rentable sino que se comprometa con causas sociales y ambientales fue lo que motivó a Alejandro Malgor y a dos de sus amigos a crear Xinca, una empresa que fabrica zapatillas ecológicas hechas con tela reutilizada y residuos de caucho.

“Notamos que mucha basura se podía transformar en materia prima. Por eso, decidimos desarrollar productos de calidad con una menor carga ambiental”, cuenta el emprendedor mendocino de 34 años, licenciado en Imagen Empresaria, y cofundador de la empresa junto con Nazareno El Hom (Licenciado en Marketing) y Ezequiel Gatti (Administrador de Empresas)

En sus inicios, Xinca vendía 2.500 pares de zapatillas por año y contaba con una pequeña oficina en Mendoza. Hoy, llevan vendidos 15.350 pares, tienen locales móviles en Mendoza y Capital Federal, y exportan sus productos a España, Chile y Australia.

Su compromiso no sólo es con el medio ambiente, sino también con la sociedad. “Cuánto más gente utilice las zapatillas, más se va a reciclar y más impacto social vamos generar. Queremos bajar la tasa de reincidencia delictiva”, expresa Malgor.

Foto: Xinca

El penal de San Felipe en Mendoza es uno de los lugares elegidos para fabricar las zapatillas. Allí, 32 internos reciben capacitación con el fin de que cuando cumplan con su condena, puedan seguir trabajando en la compañía.

A lo largo de estos cinco años, Xinca fue la única empresa argentina que recibió el reconocimiento de la ONU como una compañía que “apoya el desarrollo global sustentable, la responsabilidad las prácticas comerciales éticas y ecológicas y la idea general de retribuir a la comunidad social”.

“Queremos ser una marca que contagie a otros emprendedores y mostrarles que se puede hacer proyectos de otra manera. Se puede ganar plata y construir”, cuenta Malgor, quién fue premiado como uno de los emprendedores más sustentables de América Latina durante los Premios Latinoamérica Verde realizado en Ecuador en el 2016.

Pisando fuerte

Además de fabricar zapatillas ecológicas, Xinca lanzó una línea de alpargatas junto con el club Boca Juniors. El objetivo es solidario: quieren calzar a 10.000 chicos de comunidades desfavorecidas. Para lograrlo, cada vez que se vende un par, se dona otro.

Cada alpargata cuesta $200 mientras que las zapatillas $800. Hasta ahora se donaron 1370 alpargatas y desde Xinca, esperan llegar a las 10.000 donaciones.


Foto: Sitio Oficial Xinca

Comentarios