#YoDigo Luis Von Ahn y la tecnología basada en humanos

624
Compartir

“Ya no me importa la tecnología en sí, sino que pueda tener un efecto positivo en el mundo y resolver problemas grandes de la sociedad”. Luis Von Ahn es científico y profesor. Nació en Guatemala y se preocupa por el futuro de la tecnología aplicada a la educación. Cree que gran parte de los usuarios de Internet navega de forma improductiva.  “¿Será que existe una manera de utilizar este tiempo y esfuerzo para el bien de la humanidad?”, agrega Von Ahn. El científico guatemalteco fue el creador de los proyectos reCaptcha, Duolingo y ESP Game.

Las TIC y la educación pueden complementarse para ayudar a resolver algunos problemas sociales que requieren de mucha cooperación. En la era digital, la generación Z se nutre de las nuevas tecnologías cada vez más y por ello se vuelve necesario un cambio de paradigma que involucra a las TIC en el modo de abordarlos desde la enseñanza.

Von Ahn tiene un curriculum desctado. Licenciatura en Matemáticas, Doctorado en computación, ganador el premio MacArthur(también llamado el “Premio del genio”), fue nombrado uno de los 50 mejores cerebros en la ciencia por la revista Discover y muchos otros títulos que sólo confirman que el compromiso del guatemalteco es tan tecnológico como social.

 

El guatemalteco propone recuperar el tiempo que invierten las personas navegando en Internet y emplearlo para colaborar abiertamente en tareas sociales que capturan, sistematizan y analizan grandes cantidades de datos. En una especie de innovación crowdsourcing, donde todos los usuarios son parte de un beneficio colectivo, Von Ahn creó desde una aplicación para aprender idiomas a través de un juego competitivo hasta un pequeño test de tipo desafío-respuesta que permite digitalizar libros antiguos. Veamos algunos de sus proyectos más innovadores.

captchaProyecto reCaptcha. Todos conocemos aquellos test de reconocimiento llamados Captcha. El tiempo que se invertía tratando de adivinar qué dice aquella imagen borrosa, ahora tiene una aplicación útil. Von Ahn se encargó de emplear ese tiempo en una causa que involucra a la digitalización de libros. Por cada captcha que se ingresa, una palabra, de textos antiguos o dañados, es digitalizada. Este invento lo llevó a que ese tiempo y esfuerzo, sea empleado no sólo para desenmascarar robots, sino para colaborar con un bien que pueda ser aprovechado por la humanidad.

ESP Game. Las computadoras no pueden descifrar una imagen ya que es algo de percepción subjetiva. Debido a que los motores de búsqueda funcionan sobre la base de nombres de archivo, es decir, que cuando ingresamos la palabra “árbol” en un buscador, los resultados son imágenes que tienen el archivo nombrado como “árbol.jpg”. El ESP Game permite que los jugadores identifiquen lo que ven en las imágenes y colaboren para mejorar los resultados de búsqueda.

duolingoDuolingo. Aprender idiomas nunca fue tan entretenido. A través de este juego gratuito y educativo el usuario adquiere diferentes niveles a medida que avanza en las trillas de respuestas. Además, mientras la gente se entretiene, está traduciendo frases de otras personas que también están jugando. Se compite contra reloj, hay récords de puntuación, “vidas” que se agotan al responder mal, evaluaciones durante la lección y otros más complementos que aligeran el aprendizaje de idiomas. Más información sobre el juego aquí.

El científico nacido en la Ciudad de Guatemala nos advierte, por ejemplo, que en Estados Unidos una persona se encuentra frente a las redes sociales o YouTube durante unas tres horas por día (info aquí). Ese tiempo dice Von Ahn, nos incita a ocupar en algo productivo, y si es sin darnos cuenta, resulta más efectivo todavía. De esto se trata la propuesta: “colaboración desinteresada por desconocimiento” explica en su charla para la organización TEDx. “Es una manera de aprovechar sencillamente el trabajo de muchas personas, para llevar adelante proyectos que beneficien a la sociedad” señala Von Ahn.

Comentarios