Compartir

‘ROCK 'N' ROLL MCDONALD'S’ IN DOWNTOWN CHICAGOSi bien los hermanos Dick y Mac Mc Donald habían fundado el local de comidas rápidas en California, fue Raymond Albert Kroc quien propulsó ese restaurante y lo transformó en el modelo de comercio actual. Hoy la cadena tiene locales en las principales ciudades del mundo y supera ingresos anuales por US$ 40.000 millones.

Sus comienzos. La década del ’50 en Estados Unido comenzó con un éxodo masivo hacia el interior de ese país. Las metrópolis se fueron diezmando y, como consecuencia, los bares cerraron. A raíz de esta situación económica el negocio de Ray Kroc (un emprendedor nato, nacido en Illinois)  como vendedor de máquinas de sodas se desmoronó. Con medio siglo a cuestas, no podía encontrarle la manera de obtener más réditos económicos. Hasta que un llamado telefónico desde Los Ángeles le cambio la vida. Uno de los hermanos Mc Donald le pidió ocho máquinas de soda.

A través de un viaje de negocios conoció el local de comidas rápidas de los hermanos más conocidos de Los Ángeles: Dick y Mac Mc Donald. Un negocio adelantado para la época. Ray visualizó el local a futuro y se ofreció como administrador de la franquicia por los próximos diez años. Los hermanos se entusiasmaron con la propuesta pero a cambio de un contrato que solamente los tenía como grandes beneficiarios a ellos. Si bien la ambición llevó a Kroc a ponerle la firma a ese pésimo contrato, este traspié le sirvió para lograr el primer acercamiento.

A pesar de haber vendido 18 franquicias en menos de un año, Kroc cayó en cesación de pagos. Pero volvió a apostar y les realizó una oferta a los hermanos Dick y Mac para comprar la marca. Los Mc Donald modificaron el ofrecimiento hecho por Ray y aceptaron venderle su apellido a cambio de u$s 2,7 millones.

Breakpoint. El momento económico que atravesaba Ray le impedía solicitar préstamos. Fue en ese momento cuando Kroc conoció a Harry Sonnenborne, un genio financiero que lo introdujo en los bienes raíces. Así fue como consiguió el crédito bancario que le permitió obtener una renta mensual por el territorio y un porcentaje por las ganancias.

En 1961 Kroc logró comprarles el nombre a los hermanos Mac y Dick. Cuatro años más tarde, Ray ya se había expandido con 700 locales de Mc Donald’s en 44 Estados diferentes, incluyendo el que estaba situado a una cuadra del local de los hermanos. Ray explicó: “Nuestro negocio es el inmobiliario, no son los restaurantes”.

En abril de 1965, Arcos Dorados se convirtió en la primera compañía de Fast Food en cotizar en la Bolsa con un precio de 22 dólares por acción. En apenas unas semanas, la cotización había llegado a 49 dólares transformando a Ray como el nuevo magnate de las comidas rápidas.

“Nos tomamos el negocio de las hamburguesas más en serio que nadie”, afirmó Kroc quien, para que ese negocio se mantenga, creó un manual de 75 páginas donde especificaba desde los contenidos de cada hamburguesa hasta cada cuánto se debía limpiar cada local. Ese instructivo se encargó de repartirlo por cada franquicia para que todas funcionaran de igual manera.

Dato color. En sus experiencias como soldado de los EE.UU., Ray Kroc compartió regimiento con Walt Disney. Formaron una buena amistad que trascendió la guerra y se encaminó en el ámbito comercial. Cuando el creativo dibujante imaginó abrir el parque de diversiones más rentable del mundo sostuvo que Disneylandia abriría siempre y cuando haya un Mc Donald’s en su interior.

Considerado como uno de las cien personas más influyentes, Ray Kroc reunió una fortuna valuada en más de 500 millones de dólares durante toda su vida.

Comentarios