Compartir

Es argentino, tiene 42 años y, hace unas semanas, fue elegido el emprendedor del año por Ernst & Young. Su mayor logro fue haber visto el negocio allí donde pocos se aventuraban a invertir: Internet, 15 años atrás, todavía era una tierra inexplorada por emprendedores. “Fundé Despegar.com en 1999, antes de que explotara la burbuja de Internet. Los años siguientes fueron duros porque no había fondos. Recién en 2003 la empresa alcanzó su punto de equilibrio. Después, la reinversión de ingresos y el cambio de la gente de ir del offline al online motorizaron el crecimiento”, cuenta en una entrevista a La Nación  Roberto “Roby” Souviron quien, sin sacarse mérito por su trabajo, asegura que también “en los negocios hay mucho de suerte”.

Hoy Despegar.com es la agencia online de turismo más grande de Latinoamérica, una de las cinco más grandes a nivel mundial, emplea a 4000 personas y tiene oficinas en 11 países de la región. Valuada en 1000 millones de dólares, además busca cotizar en la bolsa de Estados Unidos para fines de 2016. “Sería un hito más en esta gran carrera, no es un fin en sí mismo”, aclara el CEO.

Y esto Souviron lo tiene muy claro: a Despegar aún le queda mucho camino por recorrer. “Empezamos vendiendo vuelos y hoy representan la mitad de los ingresos. Lo demás son hoteles, paquetes, autos, cruceros y servicios en el destino, como traslados o excursiones. Siempre nos estamos ampliando”, afirma y adelanta que están trabajando en una solución corporativa para Pymes y otra para agencias de viajes.

Su otra gran apuesta a futuro es la aplicación móvil. “Hoy se vende más en el sitio web, pero sabemos que en unos cinco años se venderá más por mobile. Tenemos cerca de 900 desarrolladores trabajando, por eso nos consideramos una empresa de software más que una agencia de viajes”, dice.

¿Algún consejo para potenciales emprendedores? “Es mucho más importante estar en el lugar correcto que ser la persona correcta. Cuando lo fundamos en 1999, ni yo ni las personas que me acompañaron en la fundación sabíamos nada de Internet ni veníamos de ese palo. Sin embargo, logramos identificar que había una oportunidad ahí –recuerda-. Mi recomendación es que pongan mucho esfuerzo en identificar mercados que están creciendo”.

“Lo bueno, la tranquilidad que tenemos, es que sabemos que el mercado va a seguir creciendo porque en América Latina apenas el 20 por ciento de los viajes se venden por Internet –asegura-. Nos va muy bien, pero nos puede ir tres veces mejor”.

Comentarios