#YoDigo Walt Disney: "La forma de empezar es dejar de hablar y empezar a hacerlo"

4958
Compartir

Micky Maus, Walt Disney

Todos conocen sobre los personajes que creó, el parque temático, las películas, pero no fue hasta el estreno de la reciente película protagonizada por Tom Hanks que masivamente se empezó a tomar conciencia de lo que emprendió Walt Disney como empresario.

Hijo de una limpiadora e ilegítimo de un médico, fue dado en adopción en Chicago y a los pocos años se trasladó a una granja. Desde muy joven trabajó repartiendo periódicos y no era muy bueno en la escuela.

Estaba decidido a seguir su vocación artística y por eso se mudó a la ciudad de Kansas. Mientras trabajaba en un banco, su hermano Roy le consiguió un puesto de trabajo en el Pesemen-Rubin Art Studio. Allí Walt se dedicaba a crear anuncios para diarios, revistas y cines. “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”, decía.

Fue entonces que conoció a Ubbe Iwwerks, otro dibujante, con el que rápidamente se hicieron amigos y empezaron a pensar la posibilidad de crear su propio negocio juntos. Tras el fracaso de “Iwerks-Disney Commercial Artists”, creada en enero de 1920, Disney sumó experiencia en distintos estudios y aprendió nuevas técnicas de animación.

“Haz lo que hagas bien, así lo verán de nuevo e invitarán a sus amigos a que lo hagan también”, sostuvo alguna vez en casi una frase premonitoria de la lógica de las redes sociales.

Fue hacia fines de la década del 20 que fundó junto a su hermano Roy la firma Walt Disney Productions, que décadas después se convertiría en la The Walt Disney Company, una de las más grandes empresas de medios y entretenimiento. Para dimensionar, sólo basta conocer los números: beneficios anuales por casi US$ 40.000 millones. 

Compartir
¿Que te pareció la nota?

56

Comentarios
x

¿Querés saber lo último de tecnología?