4 razones por las que las empresas elijen la «nube híbrida»

278
nube híbrida
nube híbrida

La nube híbrida es un entorno tecnológico que conecta los servicios de nube privada de una empresa y la nube pública de un tercero en una infraestructura única y flexible para ejecutar las aplicaciones y las cargas de trabajo de la organización.

El principio que subyace a la nube híbrida es que su combinación de recursos de nubes públicas y privadas -con un nivel de orquestación entre ellas- da a una organización la flexibilidad de elegir la nube óptima para cada aplicación o carga de trabajo (y de mover libremente las cargas de trabajo entre las dos nubes a medida que cambian las circunstancias). Esto permite a la organización cumplir sus objetivos técnicos y de negocio de manera más eficaz y rentable que si sólo se tratara de una nube pública o privada.

Aunque puede ser difícil lograr el equilibrio entre las nubes privadas controladas y las nubes públicas, la nube híbrida ofrece una serie de beneficios sin dejar de sentir que la seguridad o el cumplimiento se han visto comprometidos.

A continuación se presentan las 5 razones principales por las que las empresas están adoptando un enfoque híbrido para su infraestructura:

1. La seguridad

Uno de los principales desafíos que enfrentan muchas empresas con la nube pública es la seguridad de sus datos y aplicaciones. Se puede acceder a la nube pública a través de una conexión estándar a internet, sin un control sustancial sobre quién puede acceder a la información importante, o dónde.

No todas las nubes se hacen iguales, y ciertas aplicaciones que requieren un nivel de cumplimiento de seguridad, o que contienen datos sensibles, no siempre son necesariamente seguras en la nube pública.

Algunas empresas deben demostrar un nivel de seguridad/cumplimiento debido a la industria en la que trabajan y, por lo tanto, no tienen otra opción que invertir en soluciones privadas.

Aquí surge otro problema, ya que las nubes privadas son muy limitadas en términos de flexibilidad y acceso, lo que puede ser problemático para una empresa cuyos empleados trabajen habitualmente desde su casa, algo que sucede en la actualidad.

La nube híbrida aborda este problema y ofrece una solución a ambas cuestiones, y en esencia ofrece lo mejor de ambos enfoques para un negocio. Los datos y las aplicaciones críticas pueden basarse en la seguridad de la nube privada y ejecutarse a través de una conexión privada construida específicamente para los requisitos del negocio. Igualmente, una empresa puede seguir utilizando una nube pública para compartir y almacenar la información que necesita en su rutina diaria, creando así un mejor enfoque de ambos.

nube híbrida2. Flexibilidad

Como se mencionó en los párrafos anteriores, el uso exclusivo de la nube privada puede ser muy limitante para una empresa. El aumento de la seguridad significa que los empleados no pueden acceder a la nube privada o a las funciones de la empresa a través de dispositivos desconocidos, lo que limita su capacidad para trabajar de forma remota en movimiento o desde casa. Esto puede dificultar la productividad de un negocio y contrasta con el tipo de flexibilidad que un negocio puede conseguir con la nube pública.

A través de un entorno híbrido, una solución de nube pública puede ser utilizada por los empleados que deseen compartir y almacenar datos de forma accesible desde cualquier lugar, mientras que una nube privada puede albergar aplicaciones críticas que cumplan con la seguridad. Esto ofrece flexibilidad a las empresas que buscan tanto seguridad como movilidad, y reduce la necesidad de que las empresas inviertan en una costosa infraestructura interna para sus aplicaciones dependientes de la seguridad.

3. Renovar la infraestructura

Una empresa puede sufrir fácilmente pérdidas financieras, competitivas y basadas en la reputación si sus servicios están caídos, y no puede permitirse detener su funcionamiento cotidiano para hacerse tiempo para la transición de su sistema a la nube. Además, las empresas tienden a tener contratos a largo plazo en su infraestructura y, por lo tanto, no están en condiciones de hacer que su negocio esté totalmente basado en la nube.

La nube híbrida puede ofrecer un sistema alternativo de integración de las infraestructuras existentes con la nube, limitando el tiempo de inactividad y ofreciendo rápidamente una nueva solución. Esto ralentiza el proceso de transición y da tiempo a la empresa para formar a los empleados, trasladar ciertos aspectos del negocio a la nube y seguir gestionando el negocio. Las infraestructuras existentes no necesitan ser modificadas, sin embargo, un negocio puede adoptar un sistema de nube más innovador.

4. Simplificar los costos

La combinación del almacenamiento propiedad de los clientes con los recursos públicos de la nube permite a las empresas maximizar sus actuales inversiones en TI, a la vez que se benefician de lo último y más importante en computación en nube.

Los entornos de nube híbridos permiten a las empresas aprovechar los recursos de que ya disponen, sin necesidad de adoptar nuevas herramientas o gastar en nuevo hardware. Cuando se utiliza una mezcla de nubes privadas y públicas, los costos iniciales de la instalación de tecnología propia pueden eliminarse, o combinarse con un simple pago mensual, a fin de simplificar los costos. Además, la mayoría de los servicios de nubes públicas se cobran según un modelo de gasto operativo, lo que significa que las empresas sólo pagan por lo que utilizan mensualmente.