7 consejos de marketing en redes sociales para pymes

607
3D illustration of pawns over black background showing the principle of information and influence propagation in social networks

Las pymes y los emprendimientos pequeños que no tienen en cuenta las redes sociales están perdiendo, cada vez más, posibilidades de hacer mejores negocios y atraer más clientes para asegurar la sustentabilidad de la firma a largo plazo.

Para lograrlo, es importante tener a mano una estrategia de marketing en redes sociales. E decir, no alcanza con tener presencia en Facebook, Instagram y Twitter, sino que además hay que tener un plan actualizado que tenga en cuenta todo lo que las nuevas plataformas pueden ofrecer y que no esté atado al marketing tradicional.

A continuación, Espacio Negocios da una serie de consejos para optimizar la presencia en las redes:

1. Mantenerse al día con las tendencias

Ya hay 7,7 mil millones de personas en el planeta, y de acuerdo al reporte anual The Global State of Digital in 2019 publicado por Hootsuite y We Are Social, el 52% de la población mundial utiliza redes sociales. Este porcentaje sube a 83 cuando se habla de América Latina.

Y, yendo más al punto, un estudio de Comscore muestra que el 63% de las personas utilizan redes sociales para buscar empresas locales. Si no las encuentran, buscan la siguiente mejor opción que sí tiene presencia en línea.

2. Establecer un plan de marketing en redes sociales propio

¿Qué debe tener si o si un plan de estas características? Los datos principales que ayuden a identificar el posicionamiento actual, los datos de la competencia, el perfil del cliente ideal y las metas que se desea alcanzar.

Es importante, en este sentido, tener metas claras, alcanzables y medibles. Para lograrlo hay que plantear una estrategia de contenido que incluya las acciones a ejecutar y prevea cuánto tiempo van a tomar, así como el dinero que costarán.

3. Hay que crear una identidad de marca

Como la competencia suele ser grande y, por lo general, de dimensiones más grandes, es importante crear una marca que identifique de la mejor manera al negocio que llevamos adelante para generarle confianza a los potenciales clientes de que seremos capaces de atender sus necesidades mejor que los otros.

Una marca clara ayuda a que los clientes vivan una experiencia de compra personalizada. Para lograrlo, las redes sociales son fundamentales.

Instagram y Facebook, y también Twitter en menor medida, le dan al negocio una voz y una presencia que hay que subrayar conectando con los seguidores, haciéndoles preguntas y escuchándolos. De esta manera se podrá constituir una comunidad que se sienta única y que, por ende, confíe en lo que le queremos vender. Además, es la manera en que nos recomienden a sus seres más cercanos.

4. Actualizar de manera regular

Lo importante de tener presencia en redes es postear con una regularidad tal que nos haga visibles. Eso demuestra respeto hacia quienes nos siguen. Por las dudas, cabe aclarar que no hay que realizar un posteo atrás del otro, ya que genera un obvio hastío incluso en los más fanáticos.

Los horarios para publicar recomendados varían de una red social a otra. En Instagram, en la actualidad la red social más importante en términos de engagement, conviene hacerlo entre las 6 de la mañana y las 12 del mediodía. Una posibilidad es utilizar una herramienta que facilite la automatización de las publicaciones como Postcron, que incluye también la gestión del email marketing y los Facebook Ads.

5. Generar contenido de calidad

El contenido que se sube a las redes debe ser relevante para la comunidad a la que está dirigida. Para lograrlo, hay que evitar publicar contenido de relleno que no aporte valor a los seguidores: lo mejor es seguir la regla del 80/20: 80% debe ser sobre temas de interés para quienes siguen la cuenta y solo el 20% para promocionar los productos o servicios que se ofrecen. La estrategia de redes siempre debe estar orientada a favor de la audiencia.

Una recomendación adicional: usar contenidos audiovisuales y poco textos. Los videos, si son cortos, son muy útiles para concentrar la atención de la audiencia, más en lugares como Instagram, que permite hacer un uso sencillo de esta forma de comunicación, a través de las Stories. En este caso, lo mejor es echar mano a la sencillez y la apariencia «rústica».

6. Segmentar a la audiencia

Las redes sociales no son todas iguales, así que hay que tener muy presente qué contenido publicar en cada una de ellas. Desde ya que no basta con llevar el contenido de una red social a la otra: cada posteo tiene que adaptarse tanto a la plataforma como al público para el que está dirigido.

En este caso, se puede pensar en usar una herramienta para personalizar el contenido publicitario que se dirige exclusivamente para los móviles, usando herramientas como Movistar Ads Mensajería, que acompañan a los anunciantes en su estrategia de publicidad móvil y los ayuda a  concretar sus objetivos comerciales.

7. Promover la interacción

Hay que humanizar a la marca en las redes sociales. Pero no alcanza con ser amables a la hora de responder un comentario, sino que también debemos hacerlo rápido, reforzando la conexión con potenciales clientes porque eso es un mensaje en sí mismo. Integrar bots en Facebook para lograr esto -una respuesta automática, inteligente y coherente- es una posibilidad real y cada vez más cerca del alcance de las pymes.

También hay que realizar acciones, como concurso, que permita a la marca llegar a nuevos posibles seguidores.