¿Es posible “despertar” la curiosidad en una persona? ¿Cómo incentivar sus ganas de seguir aprendiendo constantemente? ¿Cuántas veces escuchamos expresiones como “no hace falta que haga ese curso, tengo 25 años de experiencia en el puesto”? 

Al igual que las empresas – que deben evolucionar y adaptarse rápidamente a las nuevas tendencias para seguir siendo competitivas-, las personas también deben adquirir nuevas capacidades y aprendizajes de manera constante. 

La “learnability” es una cualidad cada vez más buscada por las empresas. Se trata de la actitud de querer aprender constantemente por iniciativa propia, y no por obligación, es decir, sin que ningún jefe o directivo lo imponga. 

Al ser una “actitud” frente al aprendizaje constante, es cierto que habrá personas que, por su carácter, ya lo tengan incorporado. En cambio, habrá otros que necesitan un “empujoncito” para despertar este espíritu curioso.

¿Qué estrategias puede, entonces, adoptar una empresa para incentivar la learnability? Aquí, te contamos 7 técnicas que pueden ayudarte a promover la cultura del aprendizaje dentro de tu equipo de trabajo:

1.- Contexto favorable

La empresa y sus líderes deben acompañar y favorecer la curiosidad de su equipo de trabajo, otorgándole no sólo herramientas sino también momentos y tiempo para capacitarse. Por ejemplo, un jefe no debería poner palos en la rueda o privar a un empleado de la posibilidad de ausentarse algunas horas de la oficina para asistir a un curso o un evento.

2.- Gamificación

Los juegos o consignas lúdicas son una excelente estrategia para motivar a personas a capacitarse, mediante la superación de niveles, retos y recompensas. Además, al generarse una atmósfera de “competencia” se genera un efecto contagio entre todos los miembros del equipo que puede tener resultados excelentes.

3.- Colaboración entre áreas

Promulgar la conexión entre distintos perfiles profesionales hará que todos se lleven un aprendizaje de esa experiencia. Ej.: marketing – diseño, desarrollo – atención al cliente. El trabajo colaborativo entre distintos departamentos es una fuente de aprendizaje garantizada.

4.- El feedback es clave

Tener una respuesta es vital para que la persona no se desmotive. Comunicar los casos de éxito es una buena estrategia para incentivar la learnability e inspirar a otros compañeros de equipo.

5.- Predicar con el ejemplo

Los directivos también deben tener una actitud abierta al conocimiento y la capacitación constante si buscan que su equipo de trabajo lo haga. 

6.- Conocer al equipo

Para saber en qué debemos mejorar, debemos ser conscientes de nuestras debilidades. Conocer al equipo de trabajo, sus flaquezas pero también sus fortalezas e intereses, nos dará la clave para guiar los aprendizajes futuros.

7.- Desarrollo personal

Las habilidades a aprender no deben limitarse a cuestiones específicas del puesto en sí. La learnability también se trata de adquirir destrezas que favorezcan el desarrollo de las personas y que, consecuentemente, puedan contribuir favorablemente en todo el equipo. Gestión del tiempo o mindfulness son algunos ejemplos.