Los 5 mejores acortadores de URLs y por qué usarlos

120

En la era de Twitter, y las páginas diseñadas para smartphones, usar acortadores de URLs (URL shorteners) parece indispensable. Es la diferencia entre poner un link gigante que ocupa demasiada pantalla y uno corto que nos ahorra varios caracteres.

No hace falta mucho análisis para darse cuenta que esto:

https://espacionegocios.com.ar/implementar-nuevo-software-14378/

No queda tan bien como esto:

https://bit.ly/2o3tbIv

Además, usar links cortos es una gran forma de organizar el contenido de un sitio web, sobre todo cuando debemos pegar esos links en diferentes formatos que no aceptan embeberlos o para que los usuarios sepan con solo un vistazo de qué se tratan.

Pero, ¿es todo tan sencillo? ¿Alcanza simplemente con acortar un link? La respuesta es un rotundo no. Hay varias cosas importantes que tenemos que tener en cuenta cuando elegimos un acortador de URLs.

Acortadores de URLs: qué debemos tener en cuenta

Redirección

Un acortador de URLs crea un link más corto desde el que redirecciona el tráfico al link original. Pero no todas las redirecciones son iguales. Por regla general, vamos a querer que los datos del tráfico (como cantidad de clics recibidos) se asignen al link original y no al acortado. Así podemos conocer mejor el rendimiento de la página. Hay muy pocas situaciones en las que no conviene hacer esto, por ejemplo si queremos medir específicamente el rendimiento de los links acortados.

Por eso es importante saber cómo cada acortador de URLs hace su trabajo. En general usan dos tipos de redirecciones diferentes, la 301 (permanente) y la 302 (temporal).

Las redirecciones permanentes le dicen a los motores de búsqueda que el tráfico generado por ese link corto será siempre llevado a la dirección del link largo (el original). Esto hace que todos los datos del tráfico sean asociados al link original.

En cambio las redirecciones temporales hacen que los datos queden asociados al link recortado.

¿Por qué nos importa tanto esto? Para sorpresa de nadie, donde se mezclan motores de búsqueda y links aparece el rendimiento SEO. Como detallamos en otras notas, los links externos que llevan a un sitio (backlinks) son uno de los factores SEO más importantes. Google y otros buscadores “premian” a los sitios que reciben muchos backlinks por entender que el público los considera relevantes.

Cuando compartimos un link acortado en Twitter es difícil saber dónde va a terminar. Y es muy posible que alguien lo copie y lo use para referenciar nuestro contenido. En ese caso haber hecho un link con redirección temporal significa que ese “crédito” frente a motores de búsqueda será desperdiciado pues no llegará a la página real sino al link acortado.

Estabilidad

Es importante saber que el acortador de URLs elegido es estable. De lo contrario un buen día nos podemos encontrar con que nuestros links están completamente caídos y que desperdiciamos una enorme cantidad de trabajo.

Tracking

Si vamos a usar un servicio de acortación de URLs de forma intensiva (una muy buena idea) tener datos sobre su rendimiento es vital. ¿Cliqueó la gente en los links cortados que compartiste en Twitter?

Si bien Google Analytics puede darte una idea del tráfico que proviene de cada red social, no siempre es muy detallado. Por eso mucho acortadores de URLs ofrecen un tracking para saber cómo rinden tus links cortos.

Personalización

Otra característica interesante -aunque muchas veces habilitada solo para usuarios premium- es la de editar las urls. En vez de usar una mezcla de palabras al azar, algunos servicios permiten diseñar los links.

Es una gran forma de aumentar los clics recibidos, pero si el objetivo es usar los links cortos en Twitter hay que estar atentos a no usar demasiados caracteres.

Los mejores acortadores de URLs

#1 Bitly

Es uno de los servicios más populares. Twitter está plagado de links que comienzan con el bit.ly por una buena razón: es sencillo de usar y es gratuito.

Con una cuenta gratuita podemos ver algunas estadísticas sobre el rendimiento de nuestros links.

acortadores de URLs: ejemplo Bitly#2 TinyURL

Aunque visualmente deja mucho que desear, TinyURL es extremadamente sencillo y cumple con su cometido. Es otra opción muy popular que aparece regularmente en el feed de Twitter.

acortadores de URLs: ejemplo tinyurl#3 Ow.ly

Esta herramienta desarrollada por Hootsuite es muy conveniente para quienes usan esa plataforma para gestionar sus redes sociales. Además el acortador funciona muy bien, aunque requiere registro gratuito para poder usarlo.

acortadores de URLs: ejemplo ow.ly#4 IS.GD

Esta opción acorta toda URL que añadimos a los bookmarks y además tiene la opción para crear códigos QR. Es rápida y realmente muy efectiva.

acortadores de URLs: ejemplo is.gd#5 adf.ly

Adf.ly es una opción distinta a todas las de esta lista. Además de acortar links nos permite lucrar con ellos. El servicio requiere que nos registremos para usarlo. Una vez que acortamos una URL podemos pegarla en cualquier sitio.

Los usuarios que la visiten verán una publicidad durante unos segundos antes de ser redirigidos a la página.

Obviamente esto hace que no sea un opción viable para todos, pero es importante tenerla en cuenta si necesitamos potenciar nuestros ingresos.

acortadores de URLs: ejemplo adf.ly