Para sorpresa de nadie, se espera que el uso de Big Data en retail continúe en aumento. De hecho, un estudio llevado a cabo por Criteo, concluyó que el año que viene un 60% de las organizaciones del retail usarán inteligencia artificial, mayormente alimentada con enormes bases de datos.

El impacto de este avance tan significativo no será para nada menor: el mismo estudio encontró que en 2020 un 30% de las ganancias en retail serán atribuibles a la inteligencia artificial.

Los datos concuerdan perfectamente con las tendencias a nivel general en el mundo de los negocios para el año que viene. Los datos son cada vez más importantes y las empresas cada vez más creativas para buscar formas de aprovecharlos. De hecho, el 85% de las empresas opina que la inteligencia artificial permite obtener ventajas competitivas.

Uno de los casos más resonante de los últimos tiempos fue sin dudas el de H&M. La marca de ropa sueca fabricó una línea entera de vestimenta basada en Big Data. Para hacerlo aprovechó el poder de las cookies de navegación, lo que le permitió conocer los hábitos de consumo de sus clientes.

Además, la marca ahorró en gastos innecesarios. De antemano sabía cuántos productos producir, por lo que el exceso dejó de ser un problema para ellos. La iniciativa resultó también una significativa disminución en costos de transporte. Y, desde ya, una reducción del impacto ambiental.

Aunque el caso de H&M es ideal para demostrar el potencial de estas tecnologías en el retail, tiene sus límites. Principalmente que la empresa sueca es uno de los grandes de la industria.

Para que el 60% de las organizaciones del retail adopten el Big Data y la Inteligencia Artificial en 2020 hay que pensar también en empresas más chicas. Contrario a lo que muchos pueden suponer, el Big Data está mucho más cerca de las pymes y pequeñas empresas de lo que parece.

Para aprovecharlo, para no terminar entre ese 40% que pasará aún otro año fuera de la tendencia, hay que tener algunas cosas muy claras. El aprovechamiento de los datos, la cultura de la empresa y la visualización, entre otros, son algunos de los factores a tener en cuenta. En nuestra nota sobre Big Data para pymes y pequeñas empresas discutimos estos temas en mayor profundidad.