Big Data para emprendedores y pequeñas empresas: 5 formas de usarlo

183

Grandes datos, grandes empresas. Al menos esa es la forma tradicional de pensarlo. ¿Pero es realmente así? ¿Hay Big Data para emprendedores y pequeñas empresas?

El escenario pareciera cambiar cada vez más rápido y la brecha entre las empresas data driven (que toman decisiones basadas en datos) y las demás se acentúa. Los datos les permiten conocer mejor su entorno y clientes, anticipar tendencias y, por lo tanto, aumentar sus chances de crecimiento y competitividad.

¿Pero cómo puede hacer un emprendedor o una pequeña empresa para usar Big Data?

La asociación entre Big Data y grandes empresas es natural. Ellas son las que tienen las suficientes fuentes de datos, gran capacidad de almacenamiento y los recursos para procesarlo todo.

La relación entre organizaciones más chicas y grandes datos es menos intuitiva, pero no por eso, imposible.

Big Data para emprendedores y pequeñas empresas

Big Data son enormes conjuntos de datos que pueden ser procesados para encontrar insight (hallazgos) de negocio que guíen las decisiones de una empresa.

Desde ya, es muy difícil para la mayoría de las pequeñas organizaciones generar este tipo de data sets, que suelen tener decenas de Terabytes de datos.

Pero eso no significa que no se pueda ser una pequeña empresa data driven. A continuación les presentamos algunas maneras de introducir la cultura de datos en un negocio.

Crédito: https://www.sage.com/es-es/

#1 Aprovechar todo tipo de datos

Big Data es un tipo de datos de efectividad probada para los negocios. Pero no es el único. Hay muchos tipos de datos. Algunos podemos usarlos a nuestro favor y otros hay que evitarlos a toda costa.

Uno de ellos es el Small Data, la contracara del Big Data.

Small Data son los datos que se obtienen con métodos tradicionales sobre pequeñas cantidades de clientes en lugares y momentos limitados. Con ellos se puede inducir preferencias, gustos y oportunidades. Es, de cierto modo, el método “más humano”.

Claro que esto tiene sus limitaciones. Principalmente un mayor margen de error. Por eso podemos complementarlo con Open Data u otras técnicas disponibles

#2 Cultura de datos

Si hay algo que se destaca de la definición de Small Data es que los datos se obtienen de situaciones tradicionales con acciones tradicionales.

Cuando decimos tradicionales nos referimos a las prácticas habituales de un negocio que busca juntar estos datos.

Esto presupone que la empresa está atenta a recolectar y utilizar estos datos. En definitiva, es necesario fomentar una cultura de datos para generar datos.

No hay demasiado misterio en esta etapa. Hay muchas herramientas a nuestra disposición. Algunas son gratuitas y otras requieren un pago.

Algunos ejemplos tradicionales son Google Analytics o Facebook Analytics.

Sí, la primera objeción a esto es que ya estás usando ambas y otras herramientas similares. Si sos un experto en la materia, felicitaciones. Estás en el camino adecuado.

Pero la mayoría ni siquiera conoce todo el potencial que ofrecen estas plataformas. En verdad, son armas increíbles que tenemos a nuestra disposición de forma gratuita. Vale la pena hacer algunos cursos para conocerlas en profundidad.

#3 Visualizar los datos

ejemplo informe sobre Google Ads en Google Data StudioUna de las partes más importantes del uso de datos en organizaciones es la visualización.

Uno persona puede llegar a entender los datos de una empresa y sus implicancias a corto plazo. Pero lo más probable -y recomendable- es que las decisiones se tomen en conjunto.

Por eso es clave que la visualización de datos sea lo suficientemente sencilla y completa como para que quienes no se encargan de profundizar en el tema puedan entenderlos.

Afortunadamente no hace falta ser o contratar experimentados diseñadores para presentar informes increíbles.

Hoy, emprendedores y pequeñas empresas pueden usar herramientas gratuitas como Data Studio para agrupar y visualizar todos sus datos de forma automática. Si querés aprender más podés leer esta pequeña nota introductoria a Data Studio.

#4 Usar bases de datos gratuitas

La cultura abierta y de gratuidad es una de las mejores cosas de internet. Y el Big Data también se beneficia de ella.

Existen repositorios de bases de datos gratuitas como Kaggle en donde podemos encontrar información de gran valor. Difícilmente encontremos algo novedoso que nos separe de nuestros más innovadores competidores.

Otra opción al alcance de todos es Google Dataset Search, un poderoso buscador de bases de datos.

Pero internet cuenta con suficientes bases de datos abiertas como para generar enormes ventajas frente a empresas tradicionales. El desafío es encontrarlas.

#5 Recurrir a los expertos

La gratuidad está muy bien. No sirve para empezar e incluso podemos encontrar verdaderas joyas.

Pero también insume mucho trabajo y nos plantea un desafío técnico que no siempre podemos superar en tiempo y forma.

Por eso recurrir a terceros con comprobada experiencia en el sector es una excelente inversión para cualquier empresa o emprendimiento que busca destacarse en su segmento. Empresas como Luca ofrecen soluciones para retail, turismo e incluso diseños de estrategias Big Data.