Finalmente Sony anunció el lanzamiento de la nueva PlayStation 5 para fines de 2020 y dejó mucho para analizar. Pero quizás una de las novedades que más intriguen a los gamers es la nueva tecnología que incorporarán los joysticks.

Luego del anuncio oficial, The Wired publicó una entrevista con el CEO de Sony Interactive Entertainment, Jim Ryan. Con el habitual estilo críptico que los ejecutivos adoptan en este tipo de encuentros, Ryan dejó una estela de avances sobre los detalles técnicos de la próxima generación de consolas de Sony, sin profundizar mucho en ninguno.

Por lo que se sabe hasta ahora, la PlayStation 5 incorporará un CPU basado en la línea Ryzen de AMD y una tarjeta gráfica Navi de la misma marca. Además dejará los discos rígidos tradicionales por memorias de estado sólido (SSD), lo que seguramente se traducirá en velocidades de carga significativamente mayores y un uso más eficiente de la memoria.

A esto se le suman otra serie de detalles como la habilidad de instalar solo la parte de los juegos que deseamos jugar (como instalar solo la versión multijugador) y una mejor interfaz gráfica en donde se le sugiere al usuario qué misiones puede hacer o a qué servidores unirse.

Pero los anuncios más resonantes esta vez pasaron por el joystick. El control aún no tiene nombre oficial, pero siguiendo el sencillo esquema que suele usar Sony -y que otras empresas harían bien en emular-, esperamos que sean bautizados como DualShock5. Decimos “esperamos” porque Ryan, obviamente, no confirmó ni negó nada al respecto.

Según trascendió, el nuevo modelo incluye novedades como parlantes con mayor fidelidad, la incorporación de USB-C, más capacidad de batería y mayor peso. Pero la noticia más interesante tiene que ver con la incorporación de haptic technology (tecnología háptica) en los próximos controles de la PlayStation 5.

¿Qué es Haptic Technology?

El término háptico viene de la palabra griega háptō, que significa tocar o lo relativo al tacto. La tecnología háptica, conocida como tacto 3D o comunicación kinestésica, está presente en los juegos hace décadas.

Su función es aumentar la inmersión del usuario al traducir en señales cinéticas algunos de los elementos que aparecen en pantalla. Para lograrlo se suele recurrir a la vibración, la presión y la resistencia.

Como cualquiera que jugó alguna vez a las PlayStation 4 sabe, los joysticks DualShok4 incluyen un poco de esta tecnología mediante sus motores “rumble”. Es lo que hace que el control vibre cuando la pelota da en el palo o cuando apretamos el gatillo. Sin embargo, la implementación es bastante básica e incluso puede ser molesta. De hecho juegos como Grand Turismo decidieron limitarla tras hallar que para muchas personas es más una distracción que un factor de inmersión.

Pero parece que esto va a cambiar, de forma bastante drástica, con la nueva versión de los controles DualShock.

La tecnología háptica en la PlayStation 5

Sony ya no se contenta con que el control vibre cuando el auto pisa fuera de pista, sin importar si el suelo está compuesto de barro o asfalto. No. La nueva generación de joysticks irá un paso más allá. Con nuevos actuadores de bobina de voz (de los cuales no tenemos mayores detalles) ubicados a ambos lados del mando, la empresa asegura que podrá proveer al usuario distintas sensaciones según lo que el juego busca comunicar.

Pero eso no es todo. Además Sony anunció que los botones L2 y R2 tendrán la capacidad de generar resistencia al tacto. Esto significa que al tensar un arco el jugador sentirá un feedback por parte del control proporcional a la resistencia que hace sobre su arma virtual. O que el acelerador de un auto de rally puede verse afectado por el terreno, las fallas o cualquier otro loco factor que los desarrolladores decidan incorporar.

Y es justamente ahí donde está la clave de todo esto. Cada juego deberá decidir cómo aprovechar mejor la nueva tecnología háptica de los controles DualShock. Ya sea copiando accidentes del terreno, simulando el comportamiento de distintas armas, o de cualquier otra forma que la imaginación de los desarrolladores encuentre. Sony puso a disposición la herramienta, ahora le toca a ellos aprovecharla al máximo. Los usuarios estaremos esperando.