Tortícolis, contracturas, ojos irritados y cansados… quien usa muchas horas por día la computadora sabrá de qué le estamos hablando. Permanecer mucho tiempo sentado en la misma (y por lo general, mala) posición puede ocasionar problemas musculares y en los huesos.

Al efecto de las pantallas en la vista y ritmos de vida se suman a los daños que el uso del mouse y el teclado pueden causar en su cuerpo.

Abajo listamos algunas de las lesiones más comunes y formas de evitarlas. Lo más importante a tener en cuenta es que ante la aparición de cualquier síntoma el curso de acción más conveniente es consultar a un profesional.

¿Cuáles son las lesiones por el uso de la computadora más comunes?

Algunas de las lesiones más comunes que podemos sufrir por usar demasiado las computadoras son:

  • Lesión del túnel de Carpo: se ocasiona por la compresión del nervio mediano en la muñeca por la postura de las manos al usar el teclado y el mouse. En general se manifiesta con síntomas como adormecimiento, corrientazos y dolor en brazos y manos.
  • Codo de programador: el uso constante del mouse, con el ir y venir del brazo y el apoyo del codo puede causar lesiones en ésa área, las muñecas y la espalda.
  • Lesiones oculares: tanto mirar una pantalla puede causar sequedad, irritación e hinchazón en los ojos.
  • Tendinitis: los tendones pueden inflamarse por los movimientos repetitivos y la mala postura.
  • Artritis: muchas veces es causada por las microlesiones que ocurren a partir del impacto continuo con el escritorio y la computadora.
  • Cervicalgias: dolor en la parte posterior del cuello muchas veces causado por la tensión sostenida de los músculos de la zona.
  • Dorsalgia: dolor en la zona dorsal de la espalda por la mala postura al trabajar en la computadora.
  • Lumbalgia: dolor en la zona que está constantemente en contacto con la silla.

Consejos para evitar lesiones

#1 La postura adecuada

Muchos de los problemas listados arriba pueden atenuarse si nos colocamos en una postura adecuada. Esto incluye:

  • La parte superior de la pantalla debe estar a la altura de los ojos para evitar posturas forzadas.
  • El teclado debe ubicarse aproximadamente a la altura de los codos.
  • Los codos deben alinearse con las muñecas.
  • El mouse debe estar lo suficientemente cerca como para que el brazo quede apenas doblado, pero no tanto como para que esté en tensión.
  • Las rodillas y las caderas deben estar flexionadas a 90° y los pies completamente apoyados.
  • La espalda debe estar recta, evitando recostarse demasiado para atrás o un lado e intentando apoyarla completamente en el respaldar.

#2 Descansos regulares

A pesar de que logremos mantener una buena postura, es importante tomarse descansos de al menos cinco minutos cada una hora (algunos recomiendan hacerlo cada media hora). Podés aprovechar para tomar un poco de aires, prepararte una merienda o simplemente mirar el techo un rato. Lo importante es cambiar la postura.

#3 No olvidarse de los ojos

Durante esos descansos y, por qué no, en medio del trabajo, debemos aprovechar a descansar los ojos. Mirar un objeto luminoso cercano durante horas no les hace nada bien. Por lo que no, el celular no cuenta como descanso.

Mejor es posar la mirada en algún objeto lejano durante algunos minutos para que los ojos realmente descansen.

#4 Cuidado con el brillo

En la misma línea con el punto anterior, es recomendable evitar subirle demasiado el brillo a la pantalla de la computadora.

#5 Una silla ergonómica

Idealmente debemos usar una silla de oficina ergonomica con apoyabrazos. Esto nos ayudará a no apoyar muñecas y codos durante tanto tiempo en la mesa. Si en tu oficina no las usan considerá pedirlas y, mientras tanto, aumentar la cantidad de descansos.

#6 Productos especiales

Aunque no se los publicite demasiado, el mercado está lleno de productos ergonómicos diseñados para reducir el impacto del uso de la computadora en el cuerpo. Puede que cuesten un poco más, pero sin dudas valen la pena.

Objetos como mouses verticales que mantienen tu brazo en una posición más natural, sillas que se acomodan mejor a tu espalda, escritorios y teclados con mejor apoyo de muñecas y muchas opciones más están disponibles.

#7 Prestar atención a los dolores

Si cualquiera de los dolores listados arriba (u otros similares) persiste en el tiempo no hay que pensarlo mucho: es hora de visitar al médico.

El problema con este tipo de lesiones es que la gente muchas veces asume que no pueden ser tan graves. Pero no hay que subestimar lo que los movimientos repetitivos a lo largo de cientos de horas pueden hacer al cuerpo humano. Siempre mejor estar tranquilos y consultar a un profesional.

Bonus Track

A continuación les dejamos un video con ejercicios prácticos y fáciles de hacer en el trabajo para disminuir las lesiones por el uso de la computadora.