La competencia por cada nuevo puesto de trabajo puede ser brutal. Destacarse entre cientos o miles de perfiles relativamente similares parece una tarea imposible y, muchas veces, terminamos con la impresión de que todo depende de la suerte o los contactos. Por eso la red social de profesionales más popular lanzó LinkedIn Skill Assessements.

Según un estudio realizado por esta plataforma, el 69% de 2.000 empleados y 500 reclutadores de los Estados Unidos opinan que las habilidades son más relevantes que los títulos universitarios. Pero aunque el 87% de los reclutadores dijo que las habilidades de las personas son cruciales cuando las evalúan, el 67% de los profesionales teme que demostrar el dominio en sus habilidades no es tan sencillo como hacerlo mediante un título universitario.

Todos tenemos una serie de habilidades que listar en nuestro currículum. Pero muchos también listan habilidades que, con suerte, tocan de oído. El paquete Office es uno de los casos paradigmáticos que la gente suele incluir por saber manejar más o menos bien Word o PowerPoint. De ahí a poder desarrollar hojas de cálculo complejas en Excel hay un paso gigante.

Lo mismo ocurre con la mayoría de las habilidades más comunes como Photoshop, Python o WordPress.

El problema es que si somos una de las personas que realmente dominan una de esas habilidades nos costará destacar entre la competencia. A menos que tengamos años de experiencia, nuestro perfil se verá similar a el de alguien que miró unos cuantos tutoriales de Excel en sus ratos libres. Y puede que ni siquiera lleguemos a la instancia de la entrevista para demostrar que en verdad sabemos de qué hablamos. Ahí es donde LinkedIn Skill Assessements entra en juego.

¿Qué es LinkedIn Skill Assessements?

Es la nueva forma de LinkedIn de verificar las habilidades de sus usuarios. Básicamente, la red social ofrecerá evaluaciones sobre algunas de las habilidades más populares para que el usuario obtenga un reconocimiento oficial de que conoce el tema.

La evaluación es totalmente privada y necesita de un 70% o más de respuestas correctas para aprobar. En caso de pasar, el usuario tendrá la opción de agregar una medalla a su perfil para demostrar a los reclutadores que cuenta con esa habilidad. Si se reprueba, se deberá esperar dos meses para volver a tomar el examen.

Independientemente del resultado obtenido, al finalizar la evaluación LinkedIn ofrecerá a los usuarios cursos de LinkedIn Learning de forma gratuita por un tiempo limitado.

Según estudios iniciales de LinkedIn, los usuarios que tienen estas certificaciones tienen un 30% más de chances de ser contratados. Si bien este es un dato a tomar con pinzas, lo cierto es que la posibilidad de demostrar que realmente dominamos una habilidad y de certificarse por LinkedIn es de suma utilidad para cualquier profesional en busca de empleo.