La situación actual que vive el mundo ha acelerado procesos de transformación digital, generando que las empresas se renueven y apuesten por modelos digitales más ágiles y eficientes. En este caso las plataformas low-code resultan la mejor opción ya que ofrecen una experiencia virtual de calidad que permite al usuario crear aplicaciones de manera rápida y sencilla.

¿Qué es low-code? Se trata de un enfoque de desarrollo de software que permite la creación de aplicaciones de forma más rápida y con un mínimo de programación manual.

De acuerdo con Gartner, se estima que para 2024, de todas las actividades de desarrollo de aplicaciones, más del 65% serán aplicaciones low-code y es que esta tendencia irá en aumento ya que los emprendedores y las empresas necesitan cada vez más herramientas que los acerque a sus clientes y satisfaga necesidades.

Dentro de los múltiples beneficios de usar plataformas low-code se destaca la reducción de precios y de costos, la mejora de los desarrolladores quienes se pueden centrar en potenciar el software y la calidad de la experiencia tanto para el cliente como para la empresa ya que estos sistemas ahora incorporan herramientas de inteligencia artificial que garantizan la satisfacción al utilizarse.

El desarrollo low-code se consigue a través de plataformas que “proveen una gran variedad de funcionalidades, componentes y servicios preconfigurados, fácilmente adaptables e integrables entre sí, que garantizan la creación, el desarrollo y mantenimiento de aplicaciones compatibles con los distintos dispositivos y medios digitales”, comenta a la prensa César Pereiro, director Comercial de Accion Point, sobre la plataforma Genexus.

En estas plataformas low-Code el código ya viene preconfigurado, lo que hace posible la creación de aplicaciones reduciendo la programación. Además, suelen incluir características “drag and drop”, por lo que los profesionales con menos conocimientos técnicos pueden ser capaces de crear y desplegar aplicaciones empresariales de forma fácil, rápida y sin sacrificar la calidad.

Además, estas plataformas sirven para desarrollar aplicaciones pequeñas. Hoy, con una plataforma low-code es posible construir aplicaciones para procesos complejos, en los que se gestionan grandes cantidades de datos.

5 beneficios de las plataformas low-code

1. Velocidad

De todos los beneficios del desarrollo de low-code, la capacidad de acelerar la entrega de nuevos programas y aplicaciones es el más importante.

John Rymer de Forrester escribió que el low-code ofrece el potencial de «hacer el desarrollo de software hasta 10 veces más rápido que los métodos tradicionales». Estas son algunas de las capacidades que explican por qué el desarrollo de aplicaciones con código bajo es mucho más rápido:

  • La funcionalidad de arrastrar y soltar, las interfaces de usuario preconstruidas y los modelos de procesos empresariales, la lógica y los modelos de datos permiten el rápido desarrollo de aplicaciones completas y multiplataforma.
  • Las API y los conectores fáciles de implementar se integran con herramientas de terceros que los desarrolladores ya utilizan, por lo que no se pierde tiempo por una curva de aprendizaje.
  • La entrega de aplicaciones con un solo clic rastrea automáticamente todos los cambios y se encarga de las secuencias de comandos de la base de datos y los procesos de despliegue, eliminando muchos procesos de despliegue y operaciones que llevan mucho tiempo.

2. Agilidad

La agilidad empresarial permite a las empresas adaptarse y responder a los cambios del mercado y a las nuevas oportunidades mediante soluciones digitales innovadoras que resuelven los problemas de las empresas.

Ser una empresa ágil nunca ha sido tan importante en este tiempo en el que incluso los disruptores han sido interrumpidos. El código bajo ayuda a las empresas a girar hacia nuevas iniciativas digitales causadas por los cambios abruptos del mercado y las nuevas necesidades de los consumidores y clientes.

¿Cómo? La respuesta a esa pregunta radica en parte en la velocidad de desarrollo mencionada en el beneficio número uno del low-code. Cuando se puede entregar una aplicación en unas pocas semanas y cambiarla en tan sólo unos minutos, es más fácil ajustarse rápidamente a las condiciones dinámicas de los negocios con un software innovador.

Pero es más que sólo velocidad. El código bajo le permite ofrecer aplicaciones modernas en la nube que se integran con los sistemas heredados, de modo que puede satisfacer mejor las necesidades cambiantes de los clientes. Low-code facilita la integración de todo tipo de componentes en sus aplicaciones para que sus clientes puedan interactuar con su negocio como deseen. También permite modernizar los sistemas centrales aprovechando la tecnología generalmente asociada a la agilidad, como los microservicios, los contenedores, los servidores y otros.

3. La facilidad de la multiexperiencia

El low-code entrega lo que necesita para permitir a los clientes interactuar con su negocio, a su manera. La firma independiente de analistas de investigación Gartner llama a esto «multiexperiencia», y es un beneficio realmente crítico del low-code. Con el low-code, se empieza por ofrecer brillantes experiencias de cliente omnicanal que compiten con las de los líderes sin los grandes presupuestos y los caros equipos de desarrollo. Pero luego mejora.

La multiexperiencia no se trata de los canales sino del usuario. Es la entrega de experiencias sin fricción a través de múltiples puntos de contacto, y el código bajo lo hace fácil. Con plantillas pre-construidas, refactorización automatizada y fácil integración de robots de chat y de la IA y más, puede asegurarse de que todas las formas en que los clientes tocan su negocio sean consistentes, y que los clientes puedan hacer la transición entre las diferentes formas de compromiso e interacción sin tener que volver a aprender o duplicar los pasos.

El low-code acelera el proceso y elimina la complejidad de proporcionar una experiencia óptima a cada cliente o usuario cada vez. Puedes aprender más sobre la multiexperiencia y el código bajo en esta gran entrada de blog.

4. Desarrollo para todos

Con el código bajo, todo el mundo en una organización puede colaborar para ofrecer las mejores soluciones, desatando el potencial creativo de los equipos de empresas y usuarios de IT. Dado que el código bajo ofrece un desarrollo visual, es posible construir aplicaciones sin necesidad de codificación, que pueden satisfacer las necesidades de nuevos desarrolladores o usuarios empresariales con conocimientos técnicos. Incluso los que no tienen formación técnica, a menudo conocidos como «desarrolladores ciudadanos», pueden utilizar la funcionalidad y el código preconstruidos para construir aplicaciones sencillas.

Los profesionales más experimentados pueden optar por aprovechar los módulos de código preconstruidos, las plantillas de interfaz de usuario, etc., cuando lo deseen y pasar a la codificación manual cuando necesiten construir algo que no esté incluido en la biblioteca de diseño de la solución. Esto es un gran atractivo para aquellos que quieren ahorrar tiempo con respecto a la codificación manual tradicional.

5. Gobernanza automatizada que acaba con la IT en la sombra

El número cinco de los cinco principales beneficios del código bajo es el gobierno automatizado incorporado. Lo que esto significa es que los equipos de IT son capaces de monitorear y controlar todos los proyectos con ayuda de una consola central que proporciona visibilidad de la infraestructura, los entornos, las aplicaciones, los usuarios de IT y la seguridad. Además, los desarrolladores pueden construir y diseñar sus aplicaciones de forma segura sabiendo que nadie puede romperlas, e incluso es posible que más de un desarrollador o equipo trabaje en el mismo módulo al mismo tiempo.

Low-code también prescinde de la tecnología de la información en la sombra, un término que describe cuando los negocios no autorizados