Si tenés más de 30 tal vez nunca escuchaste hablar de ella. Pero si sos menor, lo más probable es que ya la estés usando. TikTok es la red social furor entre los jóvenes de todo el mundo. Se trata de una plataforma enfocada en compartir videos cortos (no más de 15 segundos de duración), con 800 millones de usuarios en todo el mundo y un 200% de crecimiento en su uso respecto a 2018.

La app, que permite crear, editar y compartir videos ya tiene más de 58 millones de descargas y se caracteriza por ser libre de tabúes. En ella, todo contenido está permitido: desde el humor negro hasta temas que suelen generar cierta “polémica” en la sociedad, como el aborto. 

En este contexto, las marcas están ansiosas por conquistar esta nueva red social en busca de nuevos consumidores. Tarea poco sencilla: la publicidad no es bien recibida en la plataforma.

El desafío será, entonces, explotar el lenguaje propio de la red y generar contenido que sea relevante para los tiktokers, jóvenes que en su mayoría van de los 15 a los 18 años.

¿Cómo funciona TikTok?

TikTok permite a los usuarios grabar videos de hasta 15 segundos a los cuales se les puede agregar música, pegatinas, filtros y hashtags. También permite subir videos ya grabados de hasta un minuto.

Los temas más populares son los playbacks, los trucos de magia y los challenge (retos).

Es una aplicación gratuita, está disponible en 150 países (China y la India son los países con más usuarios) y fue la cuarta aplicación móvil más descargada en 2019, dejando atrás a Instagram y Spotify. La empresa ya facturó 6 millones de dólares en ventas dentro de la app.

Una característica de esta red social es que, a diferencia de Instagram por ejemplo, no es necesario “seguir” a otros usuarios para ver contenido en el feed. Aquí, es la misma plataforma la que nos va sugiriendo contenido desde el primer momento.

Por otro lado, TikTok tiene tasas de participación e interacción mucho mayores a la de cualquier otra red social, generando cifras impensadas de vistas, comentarios y “me gusta”.

¿Qué pueden hacer las marcas?

A pesar de que, como ya se mencionó, no son muchas las marcas que han hecho uso de TikTok no hay dudas de que se trata de una plataforma con gran potencial para hacer branding y promocionar productos, especialmente en el segmento B2C.

Sin olvidar que la gran mayoría de los usuarios son adolescentes y jóvenes, las marcas deberán encontrar el lenguaje adecuado y los formatos de videos que se adapten a la plataforma. Retos, concursos y videos realizados por influencers serán la clave.

McDonalds ya usó TikTok para organizar el concurso #BigMacTikTok Challenge en Malasia. El “reto” se basaba en que los usuarios se filmaran bailando una coreografía usando cualquiera de las canciones de la playlist Big Mac, confeccionada especialmente para la ocasión. Se generaron más de 1000 videos.

La marca de productos de belleza Eos promocionó su bálsamo labial con el hashtag #awesomekiss, con la influencer Charli D’Amelio como protagonista.

En la Argentina, las marcas aún no han hecho uso de TikTok de manera directa. Si lo hacen es a través de challenges (desafíos), tendencias y hashtags y forma orgánica.

En enero de 2019, la red habilitó posibilidades hacer anuncios, mostrando a usuarios seleccionados anuncios de página completa. Existen cuatro tipo de anuncios:

  • Native Videos: se parecen a los anuncios de Instagram Stories y aparecen en el feed. Tienen una duración de entre 9 y 15 segundos.
  • Brand Takeovers: las marcas pueden crear imágenes de marca, GIFs y videos durante un día.
  • Hashtag Challenges: se miden mediante interacciones, clicks, vistas de banner y otras métricas.
  • Branded Lenses: similar a los filtros de Snapchat o Instagram que los usuarios usan para sus videos.

Las oportunidades son muchas pero, antes de lanzarse de lleno al mundo TikTok, es necesario estudiar bien la plataforma y sus cuestiones legales y de privacidad (la mayoría de los usuarios son menores de edad), entender qué posibilidades brinda y pensar acciones de marketing alineadas al lenguaje, el código y la esencia de la red.