Mateo Salvatto, el emprendedor que apuesta por una mayor inclusión

381
Mateo Salvatto

Mateo Salvatto es un jovén emprendedor de 21 años que participó en el 55º Coloquio de IDEA que tuvo lugar el pasado noviembre de 2019. ¿Por qué lo invitaron a hablar al foro más importante del ecosistema empresario argentino?

Varias razones. La primera, y más importante, la contó él mismo durante una charla a la que título «Haciendo de la tecnología un factor inclusivo».

Salvatto apostó a desarrollar una aplicación llamada «Háblalo» que funciona como un traductor en tiempo real para ayudar a quienes que tienen problemas para comunicarse verbalmente y dificultades de audición y con el plus de que no hace falta estar conectado todo el tiempo a internet.

 

Resulta que el joven -que hoy están en camino de convertirse en Analista de Sistemas- siempre quiso cambiar el mundo a través de la tecnología y, además, el drama de las personas con dificultades para comunicarse las vivió en su casa: su madre, Mercedes, es profesora de lenguaje de señas y compartía su tiempo con personas sordas que sufrían por lograr realizar simples cosas como pedir una dirección en la calle.

«Tenemos mucha tecnología para llevsar gente a Marte pero no para que sordos puedan hacer una denuncia en una comisaría», reflexionó durante su alocución en IDEA.

Lo que en 2016 empezó en la habitación de Mateo, hoy es una startup llamada Asteroid Technologies que ya emplea a nueve personas. Y la app Háblalo ya es utilizada por más de 75.000 personas en todo el mundo.

El proyecto de Salvatto fue reconocido por el MIT, la Cámara de Diputados de la Nación y la Universidad de Pekín, que la eligió como el mejor proyecto social de 2018.

«Más allá de los premios, lo que más importa son las historias», dijo durante su prensentación en el Coloquio. Y contó el caso de una mujer que logró su sueño de dar clases de nivel universitario en Tucumán y el marplatense con paralisis que logró pedir «un sanguchito de miga en el local de la vuelta del centro de salud al que concurre».

 

Cerró su charla con una reflexión: «Si nueve argentinos nos pusimos de acuerdo y logramos cambiar el mundo para 75.000 personas [en aquel momento, hoy ya son más de 130.000], imaginen lo que podemos lograr los argentinos si nos ponemos todos de acuerdo», argumentó.

«La salida no es Ezeiza»

Salvatto es muy activo en las redes sociales, bajo el arroba @Mateons, y eso hace pocos días -el pasado 12 de enero- le proporciono la posiblidad de dar a conocer su visión sobre las posibilidades de desarrollo de la Argentina.

«La salida es quedarse y luchar por construir el país que soñamos. Se puede», escribió en respuesta a un artículo del matutino La Nación que se preguntaba si «¿La salida es Ezeiza? Cada vez más jóvenes profesionales argentinos buscan su destino en el exterior».

 

«Hace 100 años que venimos aplastando al país, no crecemos, y si queremos pegar la vuelta, de a poco, si nos vamos todos, eso no se va a poder», le expresó al portal Big Bang News.

Al mismo medio Salvatto le dijo que mucha gente entendió que yo quería obligar a que los jóvenes se queden en el país, cuando lo que quiso decir es que para poder salir adelante en la Argentina, lo que todos los ciudadanos tiene que hacer es quedarse para ayudar a crecer.

«Argentina es mi país, yo soy extremadamente argentino, para mí el potencial de Argentina es enorme. Yo digo que la salida no es Ezeiza, pero no tengo por qué criticar al que se va. Sólo digo que Argentina esta inmersa en un sistema en el que se autodestruye, con muchos errores, y si queremos que salga, no nos podemos ir», puntualizó.