Elegir el programa adecuado para nuestras videoconferencias puede significar la diferencia entre una llamada amena y otra plagada de problemas técnicos. Pero cada empresa y cada emprendedor tiene diferentes necesidades que se deben tener en cuenta a la hora de optar por la opción adecuada.

El precio, la cantidad de personas que podemos incluir o los dispositivos con los que funciona son algunos de los factores que debemos tener en cuenta. Por suerte existe una amplia variedad de herramientas para elegir, cada una con distintos modelos de negocio y diferentes funcionalidades para aprovechar.

Estos programas, basados en la tecnología VoIP, ya son una realidad ineludible del trabajo en las oficinas. Y si aún no tuviste que usarlos, los más probable es que estés desaprovechando sus potencialidades.

infografía sobre tecnologías voipPara que puedas analizar mejor cuál elegir, presentamos para cada opción el tipo de cuenta necesario para cubrir las necesidades básicas de un negocio. En algunos casos hay que pagar para acceder a lo mínimo que una empresa necesita, en otros es gratuito.

Skype

Posiblemente la opción más popular. Permite hacer videollamadas, enviar SMS e incluso se integra con Office 365 para hacer que toda la experiencia sea más fluida. Tiene muchas otras funciones interesantes para trabajar a distancia, como la posibilidad de compartir el escritorio de nuestra computadora.

Desgraciadamente la versión gratuita no es muy completa y sus funciones no se destacan por encima de otras entradas de esta lista. Pero si estamos dispuesto a pagar por una Skype for Business podemos acceder a funciones como grabación de llamadas, subtítulos en directo e integración con aplicaciones móviles.

Google Voice

Un clásico de las videollamadas. Como explicó Esteban Cervi en el Social Media Day Buenos Aires que se realizó el pasado 11 de junio, aunque esta herramienta nunca tuvo una explosión de popularidad ni es tan conocida como Skype, tiene muchas funcionalidades para aprovechar. En este caso también es necesario pagar para acceder a las ventajas de una cuenta de negocios.

Una cuenta paga básica cuesta US$ 10 por usuario por mes si el pago es anual. Alguna de las cosas que permite son la grabación de llamadas, transcripciones automáticas y conferencias con hasta cuatro personas.

Zoom

Una alternativa relativamente nueva que viene ganando tracción en el mercado. Lo mejor de Zoom es que con el plan gratuito ya tenemos funcionalidades aptas para el uso laboral básico. Por supuesto, si nuestras necesidades son mayores deberemos contratar un plan pago.

GoToMeeting

Es uno de los referentes del sector y la calidad de su servicio ha sido probada una y otra vez. Es otro caso donde deberemos pagar para acceder a los beneficios que una empresa necesita. Por suerte podemos usar el servicio gratis durante 14 días para probar si se adecúa a nuestras necesidades.

Un plan básico cuesta US$ 19 para diez cuentas si pagamos el año completo. Entre otras cosas nos permite mantener conferencias con hasta 11 personas, compartir pantallas y cifrado AES de extremo a extremo.

UberConference

No, no tiene nada que ver con el otro Uber. Pero UberConference es una de las alternativas más ágiles y sencillas para tener una reunión a distancia. Lo mejor es que con una cuenta gratuita ya podemos acceder a la mayoría de las funcionalidades. Si accedemos a una cuenta paga (cuesta US$ 15 por usuario por mes) también podemos contar con analíticas de las reuniones, acceso internacional y otros beneficios.