Ni tarjetas ni QR: los métodos de pago que serán tendencia en 2020

112

Ya es un hecho. El uso de billeteras móviles, contactless y pagos por QR está explotando en el país: más de la mitad de los argentinos ya ha utilizado alguno de estos métodos de pago.

Sin embargo, esta masificación de nuevos medios de pago está lejos de desterrar al uso de efectivo, que se queda con el 70% de las transacciones digitales, según datos del INDEC.

La tendencia se repite en todo el mundo: cada vez son más las personas que empezaron a usar -y a confiar- en métodos de pago no tradicionales, apoyados en la mayoría de los casos, en dispositivos móviles.

En este contexto, tecnologías como IoT y la Inteligencia Artificial prometen métodos aún más revolucionarios.

Sonría, le estamos cobrando

El pago con una sonrisa, por ejemplo, ya está empezando a popularizarse en China. Lejos de tratarse de una campaña de marketing que busca generar “buena onda” entre los consumidores, el servicio ‘Smile-to-pay’ de Alipay (filial de Alibaba) utiliza el reconocimiento facial como método de pago.

¿Cómo funciona? El consumidor solo debe sonreír frente a una tablet que, mediante una cámara frontal, captura sus rasgos. Gracias a un buen procesador, identifica al comprador en tres dimensiones, cotejando la información con una base de datos.

Si bien este método de pago debutó en 2017 en el país asiático, recién ahora se ha popularizado y ya se encuentra activo en 300 lugares distintos, entre aeropuertos, estaciones de subte y varios locales, como la cadena de comida rápida KFC.

El gigante tecnológico lleva ya unos cuantos años desarrollando e implementando este método de pago particular. Debutó en 2017 y para finales de 2018, ya se había expandido a más de 300 ubicaciones diferentes.

Lo que se viene

Según afirman los expertos, 2020 será un año en el que aparecerán y se divulgarán revolucionarios métodos de pago basados en IoT y Machine Learning. Ingenico, empresa mundial especializada en pagos, adelantó cuáles serán las novedades que veremos en los próximos años.

  • Redes sociales y compras por voz: el ecommerce terminará de integrarse plenamente con las redes sociales el próximo año. Podremos realizar compras a través de chatbots de redes sociales y dispositivos con asistentes de voz, de manera instantánea.
  • Wearables y objetos IoT: Serán cada vez más populares los dispositivos wearables (relojes, vestimenta, etc.) que se integren con plataformas de billeteras virtuales. Estos dispositivos, además, comenzarán a conectarse cada vez más entre sí, facilitando transacciones de dinero de forma instantánea y segura a través de wearables, vehículos conectados sin necesidad de que intervengan smartphones y PCs.
  • Tecnologías de seguridad emergentes: La proliferación de nuevos y novedosos métodos de pago trae aparejado un mayor desarrollo en materia de seguridad. El clásico PIN irá poco a poco siendo reemplazado por medidas de seguridad vinculadas a la biometría, a las criptomonedas (blockchain) y el aprendizaje automático.
  • Papel clave de las Fintech: La valentía e innovación de las startups financieras será vital para el desarrollo de nuevos métodos de pago. Los expertos aseguran que las grandes empresas continuarán apoyándose en ellas para seguir afianzando su posición en los mercados digitales y mantenerse actualizado con las nuevas formas de pago y comercialización.