Pierpaolo Barbieri, el joven argentino que logró una inversión china para Ualá

182

Pierpaolo Barbieri era apenas un adolescente cuando estalló la crisis de 2001. Según él mismo cuenta, fue un antes y un después en su vida: “Creo que fue un momento donde todos crecimos -los jóvenes y los no tan jóvenes- de golpe. Desde ese momento, me interesó mucho la economía, saber cómo habíamos llegado a ese momento. Entendí que somos hijos del 2001 y de nosotros depende que eso nunca más pase”, explica en una entrevista.

Al terminar la secundaria, Barbieri ganó una beca para estudiar Historia y Economía en Harvard. De regreso a la Argentina, en 2017, fundó Ualá, una de las primeras Fintech argentinas. Según cuenta, la idea surgió cuando vio a cientos de jubilados, haciendo largas colas en los bancos para cobrar sus haberes.

Se trata de una aplicación que, una vez que el usuario se registra, recibe una tarjeta prepaga internacional que le permite manejar su dinero sin cargos de apertura, mantenimiento ni comisiones. “La herramienta le permite a todo el mundo manejar sus finanzas desde el teléfono. Es gratuito e inclusivo, llega a todos -explica Barbieri en una entrevista con Vida Positiva– Vivimos en un país donde más de un 50% de la gente nunca tuvo acceso a una cuenta bancaria”.

Gran parte de los usuarios de Ualá son menores de edad (la tarjeta la pueden obtener jóvenes de 13 años) y extranjeros que viven en el país.

Una inversión millonaria para Ualá

Ualá, que ya emitió 1.300.000 de tarjetas en sus dos años de historia, acaba de completar una ronda de inversión (serie C) de US$ 150 millones con un fondo chino, liderado por Tencent, empresa dueña de WeChat (el “WhatsApp” chino) y por SoftBank Innovation Fund, el fondo de tecnología centrado exclusivamente en el mercado latinoamericano.

Con esta inversión, Ualá ampliará su equipo de trabajo (actualmente tiene 190 empleados y planea contratar a 400 más) y tiene como objetivo posicionarse en el mundo financiero y darles la posibilidad a las personas de acceder a créditos, de manera inclusiva y transparente.