4 opciones de programas para editar texto, planillas y presentaciones

255

Salta a la vista en una película ambientada o filmada décadas atrás. Sea una escena de El Padrino o Mad Men, si transcurre en una oficina o un espacio de trabajo, resulta llamativo no ver sobre el escritorio algún tipo de computadora. Lo que antes era una simple hoja de papel o una calculadora, hoy se resuelven en pantallas con algún programa tipo procesador de textos, planilla de cálculos o similar.

Pero si ese estándar está asociado a determinadas marcas, hoy es posible abrir una “ventana” (sic) a otras alternativas para trabajar todo tipo de documentos y funcionalidades. Desde programas para hacer presentaciones, registrar información, redactar o enviar correos, cada tipo de software se adapta a necesidades diferentes según la empresa y los usuarios.

Office 365

El clásico de Microsoft es la suite que tiene todo. No sólo funciona en la nube, sincronizando documentos a través de todos los dispositivos, sino que también es fácil de usar y está extendido por todo el mundo empresarial, lo que nos ahorrará unos cuantos problemas de compatibilidad.

El paquete incluye Word, PowerPoint, Excel, OneNote, Outlook, OneDrive, Publisher, Skype y Acces. Tanta variedad de programas cubre con creces las necesidades de cualquier usuario promedio. De hecho allí reside su única desventaja: las opciones son tantas que es posible perderse. Afortunadamente existe una enorme comunidad de usuarios dispuestos a brindar ayuda y el soporte oficial de Microsoft responde con velocidad.

Los planes de pago ofrecen descuentos por abonar un año completo, además de ofrecer una prueba gratis durante un mes.

LibreOffice

programa: LibreOfficeUnas de las opciones más confiables e innovadoras del mundo del código abierto. Es un programa sostenido por The Document Foundation, el trabajo de cientos de voluntarios y las donaciones de los usuarios. Esto significa que es totalmente gratuito, para siempre.

En sus últimas versiones incorporó la posibilidad de trabajar en conjunto a través de internet, aunque todavía le falta mucho desarrollo a esa funcionalidad. Además es una de las versiones con mayor compatibilidad, siendo capaz de abrir y escribir una enorme variedad de archivos.

El paquete de LibreOffice incluye un procesador de texto, uno para hojas de cálculo, otro para presentaciones y un programa para diseño con vectores llamado Draw (similar a Microsoft Visio o CorelDRAW). Todos son excelentes, no por nada son la opción por defecto de la inmensa mayoría de los sistemas operativos Linux.

Su principal desventaja es que, al ser un proyecto basado en donaciones, no tiene un servicio de atención al cliente como tiene Microsoft. Esto significa que, de tener problemas, no podrás contar con mucha ayuda por parte de The Document Foundation. Afortunadamente existe una comunidad online enorme y muy activa que suele responder las dudas de los principiantes y resolver problemas.

Google Docs

programa: Google DocsEl servicio en la nube de Google Docs es una de las opciones más populares. El paquete incluye un programa para documentos de texto, otros para hojas de cálculo, uno para presentaciones e incluso uno para hacer formularios. Es gratuito, fácil de usar y cada vez incluye más funcionalidades.

El trabajo colaborativo sobre un mismo documento es uno de sus fuertes. Esto nos ahorra tener que enviar archivos constantemente y estar atentos a los cambios de versiones. Además la integración con Google Drive nos ofrece un gran almacenamiento.

La principal desventaja es que dependemos completamente de la conexión a internet. Sin ella no podremos siquiera acceder a los documentos, mucho menos editarlos.

WPS Office

programa: WPS OfficeEsta es la opción más similar a Microsoft Office tradicional de la lista. Pero no hay que subestimarla. Si bien WPS Office cuenta con un editor de texto, otro de presentaciones y uno de hojas de cálculo. Todos funcionan muy bien y son extremadamente ligeros. Además ofrece almacenamiento en la nube, aunque la capacidad es de apenas 1 gigabyte.

Aunque WPS Office no es de código abierto, podés descargarla y usarla de forma gratuita. También existe la posibilidad de contratar un plan empresarial por US$30 al año, en caso de que necesites mayor soporte.

Su principal desventaja es que muestra publicidad, aunque no con la suficiente frecuencia como para que resulte molesta.