Muchos viven los viajes de negocios como una oportunidad para conocer nuevos lugares y cambiar la rutina. Pero también es real que, muchas veces, regresamos de esos viajes más agotados que antes de partir. El jetlag sumado al estrés y a una agenda colmada de actividades, reuniones y compromisos puede ser fulminante.

Por este motivo, varias empresas en todo el mundo, han comenzado a implementar el bleisure -término que surge del inglés al combinar las palabras business with leisure (negocios y ocio)- en sus viajes corporativos.

Consiste, nada más y nada menos, en otorgar un poco de flexibilidad a la agenda laboral y conceder uno o dos días extra para que la persona que viaja pueda relajarse, distenderse, conocer y disfrutar la experiencia.

¿Cuáles son los beneficios del Bleisure?

Las ventajas del bleisure son muchas. En primer lugar, al tratarse de un viaje más gratificante, será un estímulo extra. Esto conlleva a un aumento de eficiencia y productividad. Por último, ayuda a potenciar la lealtad del empleado con al empresa

El bleisure no necesariamente conlleva a un mayor gasto de la empresa: una opción es planificar la agenda para viajar un jueves y un viernes y que quede el fin de semana a cargo del empleado. 

Por supuesto, la prioridad siempre deberá ser lo laboral. Una vez finalizados los compromisos, queda tiempo para el disfrute y el descanso.

Una tendencia que crece

Muchos dirán que el bleisure existe hace años y que sólo ahora le han puesto un nombre nuevo. Es cierto. Pero también es verdad que son cada vez más las empresas que permiten esta flexibilidad y mayor el mercado enfocado en este segmento.

Se trata de una industria que mueve u$1400 millones en todo el mundo, según Global Business Travel Association. Además, una encuesta realizada Expedia Group reveló que el 60% de los viajes de negocios durante 2018 se extendieron por motivos de ocio y que el 76% de las empresas se muestra favorable al bleisure siempre y cuando el empleado se haga cargo de sus gastos.

De hecho, plataformas de turismo como Airbnb, Booking y TripAdvisor han lanzado alternativas específicas para viajes de negocios, no sólo con alojamientos enfocados a este segmento sino con “experiencias” ideales para este tipo de viajes.

Los millennials, con su manera de entender el trabajo y las relaciones laborales, han tenido mucho que ver en esta nueva moda. Según un informe de IE Observatory y Mastercard, el 62% de los millennials aprovecha los viajes de negocios para hacer turismo recreativo, mientras que la cifra desciende a 37% para personas de entre 46 y 65 años.