¿Qué es un VPN y por qué tu empresa lo necesita?

55

Afortunadamente para los empleados (y la productividad de la empresa) prácticas como el home office son cada vez más populares. Desafortunadamente para la seguridad, las redes de WiFi públicas y otros riesgos presentan una amenaza seria. Por eso, es clave que las empresas y organizaciones utilicen un VPN.

¿Qué es un VPN?

Los Virtual Private Network (red virtual privada) cumplen la función de redirigir nuestro tráfico a través de un punto de entrada diferente. O sea, si accedemos a un sitio desde Buenos Aires, el VPN puede tomar nuestro tráfico, desviarlo a su servidores y hacerlo llegar a destino desde un servidor en Amsterdam.

En esencia, los VPNs ocultan nuestro IP del mundo y lo reemplazan por otro ficticio. Lo cual es sumamente importante si tenemos en cuenta que el IP es el equivalente a nuestro DNI en internet.

Los VPN son un mercado en rápida expansión, ya que los riesgos que amenazan en internet los hacen cada vez más necesarios. América Latina es la segunda región del mundo con mayor uso. Un 23% de los internautas usan un VPN (en Brasil la cifra asciende a 26%). Mientras que Asia-Pacífico se ubica primera con un 30%.

¿Por qué las empresas necesitan un VPN?

A pesar de que los VPNs son cada vez más populares entre usuarios finales que buscan navegar de forma segura, su principal mercado siguen siendo las empresas.

Mientras que los particulares eligen usar un VPN por diversas razones: para acceder a contenido bloqueado en su país, para ocultar su tráfico de gobiernos autoritarios o comunicarse libremente, las empresas tienen otros motivos.

Mientras que miles de empleados tienen cada vez más oportunidades de realizar trabajo remoto es natural que las vulnerabilidades incrementen. Como discutimos en nuestra nota sobre los riesgos de las redes públicas de WIFi, ingresar contraseñas en contextos no seguros puede causar graves problemas.

Un sencillo ataque Man in the middle (ataque de intermediario) puede resultar en el robo de información sensible. Eso puede terminar con pedidos de extorsión, secuestro de cuentas u otras situaciones similares.

En definitiva, las empresas necesitan usar un VPN para que sus empleados puedan conectarse de forma rápida y segura desde cualquier punto del mundo. Esto resuelve muchas de las vulnerabilidades de las redes de Wi-Fi públicas (aunque no todas) y disminuye los riesgos de ataques y robos de información sensible.

Por suerte la oferta de VPNs es enorme y muy variada. Los productos especialmente dirigidos a usuarios particulares suelen promocionarse con insistencia en redes sociales. Pero para el mundo corporativos las cosas pueden resultar menos claras. 

Uno de los servicios más prestigiosos es el de Wireless VPN de Telefónica. El mismo permite aprovechar la red celular y fija de la empresa para acceder a los servidores de una empresa desde cualquier punto del mundo de forma rápida y segura. 

Esto se puede usar en conjunto con la Red Wireless que permite acceder a un entorno privado en donde alojar archivos y coordinar el trabajo entre equipos, no importa su locación.