Cómo ser socialmente responsables en el uso de internet en tiempos de alta demanda

95
Colorful Telecommunication Colorful Ethernet Cables Connected to the Switch in Internet Data Center

En tiempos de crisis globales, la demanda en el uso de internet puede crecer dramáticamente. Para evitar los congestionamientos en el tráfico, todas las personas tienen que poner un granito de arena y tener en cuenta una serie de recomendaciones. Esto también pasa durante las noches o cuando hay mal tiempo, así que los consejos sirven para casi cualquier momento.

«A la gente que está normalmente en la casa, hay que sumarle la nueva, y los chicos y sobre todo aquellos que se quedan jugando o consumiendo por streaming en el hogar», explicó el especialista en telecomunicaciones Enrique Carrier al diario La Nación.

Las buenas prácticas incluyen los consejos a continuación:

  • Priorizar las tareas. El correo electrónico, el home office, las teleconferencias, las aplicaciones relacionadas a lo laboral y las tareas escolares tienen mayor relevancia que el streaming de contenido, salvo que se trate de algo esencial como mantenerse informado.
  • Lo mejor es descargar solo aquellos archivos o contenidos dedicados al trabajo o al entretenimiento de los más chicos de la casa.
  • Respecto a los contenidos audiovisuales, la recomendación es descargarlos durante las horas de la noche y de manera organizada: es decir, buscar todas las películas, series y videojuegos que se van a utilizar y descargarlas fuera del horario de mayor tráfico.
  • En este sentido, también hay que recordar desactivar la descarga y el streaming en UHD (4K) porque esto implica una inusitada presión a la red.
  • Conectar a la red solo los dispositivos necesarios y solo cuando se usen. Esto quiere decir que tablets y computadoras personales deben permanecer desconectadas de la red cuando no se están utilizando.
  • Hay que evitar enviar archivos muy pesados. Para trabajar online, lo mejor es volcarse a las herramientas colaborativas.
  • Para las comunicaciones de voz, evitar la llamada vía WhatsApp o Skype y utilizar el teléfono fijo siempre que se pueda o, caso contrario, la llamada vía teléfono móvil.
Planear los consumos es una buena manera de ahorrar datos.

Cómo ahorrar datos en los teléfonos celulares

Una buena manera de limitar el uso excesivo de datos y además cuidar los gastos personales es seguir una serie de recomendaciones respecto al uso de internet en el teléfono móvil.

Limitar los datos de fondo

Los datos de fondo son uno de los mayores drenajes del paquete de datos mensual. El correo sincroniza los nuevos mensajes a medida que se reciben, y el teléfono descarga automáticamente las nuevas actualizaciones de la aplicación.

Para esto, hay que revisar lo que se hace automáticamente y desactivar, como mínimo, la descarga automática de aplicaciones. En Android, esta posibilidad se desactiva directamente desde Play Store, mientras que en iPhone está dentro de las configuraciones de la App Store.

Desconectar los mapas

Las aplicaciones de navegación usan muchos datos y siempre conviene descargar los mapas de antemano. Para el usuario de Android, esto es simple. Sólo hay que iniciar Google Maps, buscar el área que se quiere descargar, luego tocar Más información, seguido de Descargar. Lo mismo se puede hacer en iOS con Google Maps.

Cambiar los hábitos de navegación

Siempre es mejor navegar por la versión móvil del sitio web en un dispositivo móvil, así que hay que evitar usar las versiones de escritorio de un sitio si se puede. Además, a pesar de que ocupa una buena cantidad de espacio en el teléfono, el caché del navegador es realmente algo bueno aquí. Al conservar el caché, no tendrás que descargar imágenes de los sitios web más visitados cada vez que se los visite.

Si uno utiliza Chrome, se puede tocar el menú de tres puntos de la parte superior derecha, elegir Configuración y activar el Protector de datos, que comprimirá automáticamente las páginas antes de descargarlas. También hay que considerar usar un navegador como Opera Mini (Android, iOS), ya que está diseñado para comprimir los datos y reducir drásticamente el uso al navegar.