23 julio 2024

Las redes de telefonía móvil adoptan la IA

Nuestros teléfonos móviles se están volviendo mucho más inteligentes, pero ¿qué pasa con las redes de telecomunicaciones en las que funcionan?

La semana pasada, Apple se convirtió en la última empresa de telefonía móvil en anunciar que agregará inteligencia artificial (IA) al sistema operativo de sus dispositivos. Llamada Apple Intelligence, esta IA también se incorporará al chatbot Siri, con el objetivo de hacer que los teléfonos sean más fáciles y rápidos de usar, convirtiendo a Siri en un asistente personal aún más eficiente.

Esto sigue a la IA Galaxy de Samsung y a la IA Gemini de Google para sus propios dispositivos Pixel. El aumento del uso de la IA significa que los teléfonos realizarán mucho más procesamiento, lo que implicará la generación y el uso de una mayor cantidad de datos. Esto va a poner más presión sobre las redes de telefonía móvil, como O2, EE, Vodafone y Three en el Reino Unido.

Para ayudar a enfrentar esta situación, las empresas de telecomunicaciones también están introduciendo cada vez más IA, dice Ian Fogg, director de innovación de redes en la consultora de investigación CCS Insight. “Los operadores de redes están utilizando la IA para gestionar las frecuencias de radio de manera dinámica, proporcionando un nivel óptimo de servicio. Y para gestionar las torres de transmisión, por ejemplo, de modo que usen menos energía en momentos de menor demanda”.

El uso incrementado de la IA para gestionar las redes de telefonía móvil es ahora una tendencia global. En Corea del Sur, Korea Telecom ahora puede localizar y solucionar fallos en menos de un minuto, gracias a la monitorización de redes habilitada por IA, dice Alex Sinclair, director de tecnología de la GSMA, la organización que representa a los operadores móviles globales.

Mientras tanto, AT&T en Estados Unidos está utilizando algoritmos predictivos de IA entrenados con trillones de alertas previas de la red para advertir cuando algo está a punto de fallar. Otros operadores, como Vodafone, están utilizando gemelos digitales de IA, réplicas digitales virtuales de equipos del mundo real, como mástiles y antenas, para monitorear constantemente el rendimiento de sus redes. Además, la IA también se está utilizando para gestionar cómo los centros de datos masivos usan energía para mantener sus servidores frescos y optimizar la capacidad de almacenamiento.

La explosión de datos creada por el aumento del uso de la IA es otra razón por la cual las empresas de telecomunicaciones de todo el mundo están invirtiendo en las llamadas redes móviles 5G Standalone. Estas utilizan una nueva infraestructura dedicada al 5G en lugar de depender en parte de la actualización del sistema 4G más antiguo y menos eficiente.

El 5G Standalone ofrece velocidades y capacidad mucho más altas. Sin embargo, algunos expertos creen que incluso esta tecnología de alta especificación no será suficiente para satisfacer las demandas de la era de la IA. En el Mobile World Congress de este año en Barcelona, por ejemplo, algunos expertos argumentaron que la IA no podrá alcanzar su máximo potencial hasta el despliegue del 6G a partir de 2028.

Mientras que los clientes móviles solo tienden a notar la red cuando algo sale mal, son mucho más conscientes cuando los niveles de servicio al cliente son pobres, con todos los daños reputacionales que esto puede causar a las marcas. Por lo tanto, la industria también espera que la IA pueda mejorar radicalmente la forma en que interactúan y sirven a los clientes.

Por ejemplo, la Global Telco AI Alliance, una empresa conjunta compuesta por Deutsche Telekom, e&, Singtel, Softbank y SK Telecom, con 1.3 mil millones de clientes en 50 países, tiene como objetivo desarrollar un chatbot de IA específicamente adaptado al sector de telecomunicaciones y al tipo de preguntas que los clientes suelen hacer. Este chatbot especialmente entrenado podrá resolver la mayoría de las consultas básicas de los clientes, dejando al personal de los centros de llamadas libre para concentrarse en casos más complejos, esperan los fundadores de la Alianza.

Mientras tanto, Vodafone se ha asociado con el Azure OpenAI Service de Microsoft para mejorar su servicio al cliente, liderado por su asistente digital Tobi, que interactúa con más de 40 millones de clientes al mes en 13 países y en 15 idiomas. Cuantas más consultas de clientes pueda responder Tobi sin necesidad de intervención humana, menos quejas habrá, lo cual es beneficioso para las ganancias y la reputación corporativa.

“Vemos la IA principalmente como un ‘asistente virtual’ para los humanos”, dice Scott Petty, director de tecnología de Vodafone. “Ya vemos que la IA libera el tiempo de los empleados de Vodafone de tareas manuales tediosas y repetitivas, permitiéndoles centrarse en actividades más creativas que benefician a nuestros clientes y al medio ambiente.”